[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Image_Widget»][/siteorigin_widget]

En las últimas décadas el crecimiento del comercio electrónico ha tenido un gran impacto en la forma en que funcionan los negocios hoy en día, y está claro que, para vender más sus productos o servicios hay que tener una plataforma de e-commerce.

La mayor parte de los negocios online se focalizan en todo lo que es diseño y marketing, programando una serie de acciones y campañas para poder aumentar sus ventas. Pero se olvidan de los aspectos técnicos que son bastante importantes y que determinan el éxito o el fracaso de todo tipo de acción comercial online.

¿Cuál son los retos que enfrentan las e-commerce?

Un tiempo de carga lento te puede costar mucho

Aunque tengas los mejores precios y las mejores ofertas, si tu velocidad de carga es lenta, tus ventas van a seguir bajando. Un segundo de retraso en la velocidad de carga de tu página te puede costar la pérdida de 7% de las conversiones. Parece mentira, pero los usuarios tienen cada vez menos paciencia para esperar que la página se cargue.

Además de eso, la velocidad de carga es uno de los elementos que ayudan a mejorar tu posicionamiento SEO, si no estás en los primeros resultados de búsqueda das por perdido una gran parte de usuarios que pueden estar interesados en tus productos, pero no han podido encontrarte.

Sin seguridad pierdes confianza

El e-commerce hacking se ha incrementado muchísimo ya que estas plataformas suelen ser mucho más rentables para los hackers que las webs ordinarias. Los registros muestran que, uno de cada cinco pequeñas tiendas online son víctimas de fraudes y 60% de esas tiendas se ven obligadas a cerrar en un plazo de 6 meses.

Los usuarios que compran online suelen dejar sus datos personales (tarjeta de crédito, por ejemplo) y eso constituye una gran oportunidad para los hackers que roban esos datos y los utilizan para su propio beneficio.

Entonces, una de las cosas en las que primero deberías pensar es en la seguridad de tu e-commerce. Principalmente por la seguridad de tus clientes. Si ellos no se sienten seguros en tu tienda, olvídate de vender, aunque tengas los mejores precios.

Tu éxito depende de la experiencia que ofrezcas al usuario

Una experiencia de compra offline y una experiencia online tienen mucho más en común de lo que pensamos. Es el primer contacto que tiene el usuario con nuestra plataforma que decide si llegará a comprar o no.

Cuando se hacen campañas de marketing en diferentes canales, el tráfico se dispara y tu web pasa de tener 100 visitas a 10.000. ¿Te has preguntado alguna vez si está tu web preparada para un gran aumento puntual de tráfico?

La mayoría de los pequeños negocios online hospedan sus páginas en servidores compartidos  que ofrecen recursos  “ilimitados”.  Estos planes de alojamiento en circunstancias normales son grandes y muy baratos, pero cuando pruebas los límites de un plan “ilimitado”, lo más probables es que encuentres muchos limites que se traducen en general en una caída de la web y eso puede afectar mucho la experiencia del usuario.

Con el cloud solucionas tus problemas

El cloud computing  es la solución que permite resolver todos estos problemas ya que está catalogado como el mejor aliado de las e-commerce.

La nube ofrece una serie de ventajas que se adaptan muy bien a las necesidades de las e-commerce:

Aumenta tu velocidad de carga y aumenta tus ventas

El contenido de una e-commerce está compuesto de muchos datos, principalmente imágenes o vídeos de los productos. Ejemplo: Si tienes 1000 productos eso implica tener un mínimo de 1000 imágenes o incluso más. Esta sería una de las primeras causas de lentitud de tu sitio web.

El cloud nos ofrece como solución a este problema la CDN (content delivery network) que es  una red de servidores seguros que están distribuidos estratégicamente alrededor del mundo y están configurados para entregar contenidos a velocidades elevadas y a baja latencia. ¿Quieres saber más sobre las CDN?

Mejora la seguridad y gana la confianza de tus usuarios

Los datos se almacenan y se protegen mucho mejor en la nube, debido a que los proveedores de soluciones de Cloud Computing disponen de muchos más sistemas de seguridad implementados, incluidos múltiples puntos de presencia en todo el mundo, para proporcionar una redundancia sólida y datos más seguros. Como resultado a esta implementación de seguridad, los data breaches y las amenazas son menores y puntuales en la nube.

El cloud permite aplicar distintos métodos o herramientas para garantizar la seguridad de la solución desplegada.

Entre ella se puede destacar: Firewall de red integrado, cifrado en tránsito TLS, mitigación de ataques DDoS, cifrado de datos in site, monitorización de registros, control de acceso y constantes pruebas de intrusión.

Disfruta de una infraestructura escalable, flexible y ofrece la mejor UX

Si alguna vez se te ha bloqueado el ordenador mientras estás haciendo un trabajo importante, seguro que conoces esta sensación de decepción total y no quieres que tus usuarios la experimenten al acceder a tu sitio web.

Migrando tu infraestructura a la nube, dispondrás de una plataforma capaz de adaptarse a las necesidades de cada momento, es decir, si en un momento dado tienes 20 usuarios y el día siguiente haces una campaña de marketing y tus usuarios pasan de 20 a 20.000 tu infraestructura será capaz de suportar este incremento sin que la web caiga.